LA GULA ENTRE LOS ÓSCARES

  • Los vinos del cineasta Francis Ford Coppola y el champagne Piper-Heidsieck serán las bebidas oficiales de la 89 entrega de los premios Óscar.

Al filo de la entrega de los Óscares, que tendrá lugar este 26 de febrero en el Teatro Dolby del Hollywood and Highland Center de Los Ángeles, el director de cine y bodeguero Francis Ford Coppola firmó un contrato por tres años con la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas para que sus vinos sean los oficiales del festival.

El célebre cineasta, que también será patrocinador del festival cinematográfico de Sundance 2017, señaló al cine y los vinos como “las dos grandes pasiones de mi vida”. Ahora “soy capaz de mezclar ambas pasiones”, declaró a la publicación The Drinks Business.

En el tramo final de una asociación semejante está el champagne Piper-Heidsieck, que llega al tercer año de su relación con la Academia. Para conmemorarlo lanzó una botella magnum edición limitada, la Piper-Heidsieck Cuvée Brut, que será servida exclusivamente durante el paseillo de la alfombra roja y la fiesta de clausura en el Governors Ball.

El aclamado director y ganador en 1972 del Óscar a la mejor película con El Padrino, ofrecerá durante la cena dos botellas creadas exclusivamente para este evento bajo la etiqueta “Director’s Cut”: su Russion River Chardonnay y el Cinema Premiere 2013, un blend de Cabernet Sauvignon, Zinfandel, Merlot y Petite Sirah.

La 89 entrega de los premios promete ser a la vez un auténtico festín, que servirá el chef celebrity austríaco Wolfgang Puck, tal como lo viene haciendo desde hace 23 años, en esta ocasión al frente de un batallón de 300 cocineros.

El menú incluye papas horneadas con caviar, minihamburguesas de ternera Kobe, costillas de ternera wagyu, pastel de pollo y trufa negra, estaciones de sushi, ensaladas, mariscos y postres. Lo disfrutarán 1 500 celebridades invitadas al Governors Ball, la cena y fiesta oficial que realiza la Academia tras la ceremonia de entrega de los Óscares.

El banquete incluye la preparación de 400 pizzas artesanales, 10 kilos de caviar, 7 000 figuritas de chocolate con la forma de la famosa estatuilla, 6 500 estatuillas de pan con salmón ahumado, 160 kilos de atún, 7 500 gambas, 250 langostas, unos 2 400 pretzels, 170 kilos de lenguado y 1 300 ostras, entre otros manjares.

En cuanto al champagne, la edición especial de Piper-Heidsieck viene en una botella de color rojo con un diseño de carrete de película dorado. Se trata de "una botella excepcional para una noche excepcional”, declaró a The Drinks Business Benoit Collard, director global de la marca. En total se estima que se descorcharán alrededor 900 botellas.

La casa champenoise, añadió Collard, cuenta con “una larga y rica relación con el cine y se enorgullece de regresar a los Óscares, el juez definitivo en el reconocimiento de los logros cinematográficos". Recordó, además, que era el champagne preferido de Marilyn Monroe y que su primera aparición en la pantalla grande fue en 1933, en Sons of the Desert, la cinta en la que debutaron El Gordo y El Flaco.

Piper-Heidsieck, que también es la bebida oficial del Festival Internacional de Cannes desde hace más de dos décadas, estará reflejando la ceremonia de los Óscares a través de su cuenta de Twitter con el hashtag #PiperReady.